Title
Vaya al Contenido

Molinos de viento en Mallorca

Uno de los elementos constantes del paisaje mallorquín son los molinos de viento. Mallorca tiene la mayor concentración de molinos de viento tradicionales de todo el Mediterráneo, unos 3.300, sólo superado por la isla de Creta.

Cualquiera que haya estado alguna vez en Mallorca y tal vez incluso haya aterrizado en avión con un clima gloriosamente hermoso no ha permanecido oculto al hecho de que el paisaje de Mallorca se caracteriza por molinos de viento: viejos y nuevos, en ruinas, conservados y restaurados con cariño. Y si quieres saberlo con exactitud, conviene revelar que solo hay una isla en el Mediterráneo, Creta, que tiene más molinos de viento que ofrecer que la isla balear.
Molinos de viento en Mallorca
La historia de los molinos de viento mallorquines se remonta al siglo XIV; sin embargo, se supone que los primeros molinos de viento existieron mucho antes. Algunos lugares, como el idílico El Molinar cerca de Palma, aún conservan en su nombre los campos de molinos que alguna vez los rodearon. No todos los molinos de viento son iguales: si observa más de cerca los tipos individuales de molinos, reconocerá rápidamente las diferencias, especialmente en la disposición y construcción de las palas.

Vaya a donde vaya, pero especialmente en la zona llana de la isla (conocida como el Plà de Mallorca), verás estas construcciones que, aunque ahora están abandonadas en su mayoría, en el pasado tuvieron un papel muy importante en la economía de la isla. Al no poder contar con grandes ríos que ayudaran a mover los molinos, la fuerza del viento era esencial para hacerlos funcionar y así elaborar productos esenciales como la harina.

El origen de los molinos de viento en Mallorca se remonta a la época del dominio musulmán, quienes trajeron importantes innovaciones técnicas, pero no se sabe si ya existían antes. Tras la Reconquista de la isla por las tropas de Jaime I de Aragón, el comercio con los territorios de la Corona aumentó el número de fábricas con molino, que producían productos tan preciados como el aceite de oliva, una de las bazas económicas de la isla.

Tipos de Molinos más comunes en la isla

Molinos de harina

Harineros de Viento

No cabe duda que los molinos de viento harineros son de los molinos que más destacan en el paisaje mallorquín, con su amplia torre circular que de media medien entre 7 y 8 metros de altura y de aspecto robusto, construidos con unos importantes muros de casi 1 metro de grosor y un diámetro de 10 metros aproximados, acabados con piedra a la vista o revoque, Tenían alas de varilla de vela con varios brazos, que todavía se consideran características en la actualidad.

En su interior cuentan con una escalera circular y una cúpula móvil que sirve para orientar las aspas según el soplara viento. En su parte baja trabajaban los agricultores moliendo los granos para conseguir la preciada harina y también prensaban las olivas hasta conseguir el valioso aceite. Unas naves abovedadas hacían de almacén para el grano, harina y a veces de vivienda para los trabajadores.

Las aceitunas eran recolectadas en su momento óptimo de maduración, una vez limpiadas y lavadas eran molidas y el aceite pasaba a los pozuelos de decantación tradicionales, allí decantanban el aceite naturalmente hasta su paso a los depósitos que permitian una óptima conservación del aceite.

Los Molinos harineros son típicos de los siglos XIV y XV, pero la gran expansión de estos molinos se inició en el siglo XVI, y luego en el siglo XVIII en pleno auge habían alrededor de 1000 molinos harineros esparcidos por toda la isla. Por lo tanto, este tipo de molinos tiene una antigüedad de más de 300 años y desafortunadamente, a día de hoy muy pocos de estos molinos han sobrevivido.

Extracción de agua subterránea

Extracción de agua


Primero fueron los molinos harineros y con la experiencia acumulada llegaron a Mallorca los molinos para la extracción de agua.

En general los molinos de extracción de agua, constan de una torre redonda o cuadrada con unos cinco o seis metros de altura, que se construía sobre el pozo de agua y en su interior se encontraba el sistema de bombeo aspirante, el agua extraída luego se vertía y mantenía en estanques contiguos para posteriormente ser utilizada en mayor parte en la agricultura.

En un principio estos molinos funcionaban con aspas de tela en forma de vela latina, pero más adelante se pasó a construir los molinos de ramell o ramillete que utilizaban una rueda de madera y piezas planas de modo de margarita, con el paso del tiempo a estos molinos se les adicionó una cola direccional para localizar mejor el viento y evitar hacerlo manualmente.

Con la experiencia, inventiva y tiempo los mecánicos molineros hicieron que este molino terminara evolucionando hacía la utilización del molino metálico con la rueda metálica, aspas curvadas también metálicas y su respectiva cola, todo montado sobre una torre de hierro que mejoraba la eficiencia, maniobrabilidad, seguridad y durabilidad frente a la climatología y los vientos.

Este nuevo molino metálico tubo una gran aceptación vistos los buenos resultados que se obtenían en la extracción de agua, se registró un incremento importante de su construcción y uso en Mallorca. Se calcula que han existido en nuestras islas más de 4.000 molinos de este tipo.

Evolución de los Molinos

Lo cierto es que estos molinos proporcionan a la isla un paisaje muy variado en los campos, hasta el punto que resulta imposible imaginarse Mallorca sin sus molinos de viento.

Sin embargo, con el avance de la mecanización, fueron reemplazados gradualmente por motores y se dejaron de usar, por lo tanto, la mayoría de los viejos molinos fueron abandonaron, pero algunos de ellos se han conservado o incluso restaurado con mimo y se han utilizado como vivienda o casa de huéspedes, porque los mallorquines eran muy conscientes de la importancia de sus molinos de viento como elemento que da forma significativa al paisaje y lo siguen siendo hoy.

Aunque las palas de los molinos en su mayoría no están, en gran parte todavía hoy, no quita la fascinación de los lugareños y extranjeros que aprecian los molinos de viento mallorquines, como una adorable reliquia de la larga historia de la isla balear.


© 2021 Mallorca ok | Guía de Turismo de Mallorca Created with Molstudio.es
Regreso al contenido